Páginas

Páginas vistas en total

Suscribirse por correo electrónico

sábado, 1 de febrero de 2014

Jean-Claude Tardif: poeta en el tiempo



Jean-Claude Tardif: poeta en el tiempo







Artículo y traducciones por Luis Benítez

El poeta francés Jean-Claude Tardif nació en 1963 en el seno de una familia de la clase trabajadora, en Rennes, capital de la Bretaña. Dotado de una muy ponderable fecundidad creativa, ha dado a prensas numerosas obras tanto en poesía como en relato, novela corta y novela. En lo estrictamente referido a su trabajo lírico, es hoy uno de los poetas franceses más interesantes por su capacidad para generar versos donde se amalgama tanto la más notable potencia expresiva como la delicadeza del decir. Su estilo es sugestivo y emplea adecuadamente metáforas e imágenes que jamás se apartan del centrado núcleo de sentido que recorre el conjunto del poema; Jean-Claude Tardif comprende acabadamente la finalidad de estos recursos expresivos en cuanto a que sirven a la generalidad del poema y no constituyen guirnaldas ni adornos del discurso.

Ello queda fielmente expresado en su última obra poética, titulada “Guanahani” (ISBN  978-2-912852-31-1), editada en 2011 bajo el sello Éditions Clarisse, de Martigny, Francia. “Guanahani” marca la plena madurez expresiva del autor, consolidada en versos capaces de recorrer una amplia gama de percepciones de la realidad, desde lo lúgubre hasta lo maravilloso, desde lo amoroso hasta lo existencial, pero sin confundir la misión de la poesía con la mera representación; en vez de eso, Jean-Claude Tardif nos brinda su propio cosmos personal, un universo bien estructurado que ha decantado a través de toda su obra anterior -más de una docena de títulos tiene en su haber- para ofrecerle al lector el resultado de sus búsquedas y sus logros expresivos.

Como magistralmente apunta el poeta Eric Sénécal en el texto de contratapa de “Guanahani”, también reproducido en francés por la publicación digital “Printemps des Poétes” (*): “Guanahani era el nombre originario de San Salvador, donde Colón desembarcó. La designación de un nuevo mundo soñado, pero ya poblado, ese nombre guía el poema de Jean-Claude Tardif. Es una forma de génesis que se esfuerza aquí: el redescubrimiento de los sentimientos simples y brutales de estar desgarrado entre el deseo y la nostalgia, y también la compleja exploración de aquello que funda a la humanidad, parafraseando a Éluard: el amor la poesía. Existir y escribir estrechamente entrelazados”.

No se equivoca Sénéscal en su atenta observación de ese nuevo mundo –emblematizado por el sonoro nombre aborigen- buscado y hallado por el poeta. Se trata de un mundo caracterizado por la originalidad en el abordaje de los sentidos textuales y el hallazgo del mejor modo de inducir en el lector sensaciones e ideas sin que, prácticamente, pueda en ninguna de las páginas del libro de Tardif separarse unos versos sin que merme el caudal del conjunto. Sólo es de lamentar que aún no se haya publicado en español un título completo de este relevante autor francés, que fuera de su país sí está presente en versiones al inglés, alemán, italiano, portugués y coreano, entre otras lenguas. En la nuestra, lo que podemos encontrar –de momento, al menos- son algunos poemas de Tardif en ciertas revistas que se han ocupado de traducirlo.

Obra poética: Hièros (éditions La Table Rase, 1990);  Méconnaissance du soir (éditions Entente, 1993); Orcus (La Bartavelle, 1995, con prólogo de Werner Lambersy); Fruits Times (Le Dé Bleu, 1995, con ilustraciones de Corinne Lemerle); Correspondances (éditions La Bartavelle, 1997, con Jean Chatard); De la vie lente (La Dragonne, 1999, reeditado en versión bilingüe francés-italiano por éditions Kolibris, Boloña, Italia, 2011); Nuitamment poèmes (Cadex éditeur, 2001, con prólogo de Marcel Moreau y grabados de Bernadette G.Cullafroz); Dans la Couleur des merles (Librairie-Galerie Racine, 2003, con André Prodhomme); L'homme de peu (La Dragonne, 2002); Le Bestiaire de Poche & d'ailleurs (Editinter, 2003, con ilustraciones de Claudine Goux); À contre fruits (Editinter, 2004, con ilustraciones de Claudine Goux); Les Tanka noirs (éditions Rafaël De Surfis, 2008); Ordinaire & Alentours (Editinter, 2009); Le Bestiaire Improbable (Editinter, 2011, con ilustraciones de Claudine Goux). Obra en prosa: Louve Peut-être (La Dragonne, 2005, con fotografías de Jean-Michel Marchetti); Il existe aussi des histoires d'amour (Editinter, 2006) ; Prorata Temporis (éditions Le Mort-qui-trompe, 2007); Pierre Taillande, L'homme aux papillons (éditions Rafaël De Surfis, 2007); Conversation à Voix Rompues (Editinter, 2009, con Jean-Albert Guénégan); Les Jours Père (La Dragonne, 2009, con prefacio de Philippe Claudel); La Nada (Le Temps Qu’il Fait, 2009) ; Claire-Obscur (Les Promeneurs Solitaires, 2010).
Además de lo ya señalado, Jean-Claude Tardif fue incluido en varias antologías poéticas francesas, entre ellas: La Poésie Française Contemporaine, por Jean Orizet, Éditions Le Cherche-midi, 2004; Les Nouveaux Poètes Français, con prólogo de Jean Orizet, Éditions J.P. Huguet, 2001, reeditada en 2004; Les Bruits du monde, con prólogo de Bernard Noël, Éditions Hêtre Rouge, 2000, reeditada en 2002; Naturellement, con prólogo de d'Hubert Reeves, Éditions Rue du Monde, 1999.

Así escribe Jean-Claude Tardif

Allí
en la sombra detenida del mediodía
la torre se erige como el viento, se concentra
volcada sobre tu seno
se precipitó por el deseo
o fonema del suspiro.

…………………………………………………………………………………………….

pulsión de la sangre

más pesada que la corteza terrestre

más odorante que las subidas rosas

de las enredaderas;

                         por otros llamado



Crepúsculo

o fuego en las mejillas.

Hacía falta seguir la carrera aparente del gesto,

lo preciso del golpe



- finalmente -

Lo saliente de la vena

filón entre lo ocre de las tierras profundas

irrigado como un canto

y el mineral del cráneo

aquí, en este mismo segundo,

las sienes eran fuelle de forja

o erupción solar



pulsión de la sangre más púrpura,

más hinchada (1) que el corazón invertido de los murciélagos

cuando duermen cabeza abajo (1)

más fuerte que la espera

punto del día,

                        mirada enredada de azul

                        y de morgue

llevar la muerte al frontispicio del cenáculo del dinero

a las horas de la luna llena
...............................................................................................................................


(1)  La complejidad de la imagen empleada por Jean-Claude Tardif me obliga a agregar el adjetivo «hinchada» y el presente verso, que no existen en el original francés: «pulsion du sang / plus mauve que le coeur inversé des roussettes», para que sea entendida cabalmente en nuestro idioma. El poeta se refiere a que, bajo una emoción muy fuerte, amorosa o no, tenemos el corazón vuelto del revés, como los murciélagos cuando duermen cabeza abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario